Boton


Noticias

lunes, marzo 02, 2009

Vicky, Cristina, Barcelona

Vicky y Cristina, son dos amigas norteamericanas que comparten verano en la bellísima Barcelona. Vicky, morena, es la transcendental de la pareja; cree en el amor verdadero, único y duradero; Cristina, más indecisa en estos temas, prefiere vivir el momento y no cree que existan los príncipes azules. En un encuentro casual, conocen a Juan Antonio, un pintor melancólico que, a modo de Don Juan, intenta conquistar a las dos damiselas. Contra todo pronóstico, la primera que cede a sus encantos es Vicky, que ve tambalear los ideales que tan valientemente defendía; después, Cristina será quien pruebe la cama del artista. Desde ese momento ambos comenzarán un romance intenso y profundo. Pero Vicky no se olvida del affaire con el pintor y piensa como sería la vida lejos de su prometido. Entre tanto, la ex-mujer de Juan Antonio, María Elena, hace acto de presencia y se interpone bruscamente en la relación de Cristina; una relación dual que evolucionará a trío y que terminará en un lio deshecho justo cuando acaba el verano.

Última comedia del prolífico Woody Allen, que sirvió como escaparate de lo español: Barcelona como baluarte del glamour y Penélope Cruz como artista internacional consagrada. Lejos de estos apuntes extra cinematográficos, tenemos un poco más de lo mismo de Allen. Lo mejor que sabe hacer, guiones ágiles, con lo mejor que sabe filmar, relaciones de parejas. Como siempre con puntos brillantes, pero con poca originalidad con respecto al resto de sus obras más exitosas. El planteamiento del enfrentamiento de dos maneras de ver el amor antagónicas, me parece muy interesante y digno de reflexión. Las mil vueltas que da todo para quedarse igual, también es un detalle muy bueno de la trama global. Ninguna pareja se rompe y todo queda como al principio; y es este aspecto el que deja al espectador con la sensación de que ha estado viendo un publireportaje de Barcelona. Sin embargo la historia sin complicaciones deja un grato sabor de boca debido a las graciosas e inteligentes situaciones que desencadenan el trío protagonista. El papel de Penélope Cruz, casi testimonial, la llevo, con poco mas de 15 minutos de interpretación, a la gloria de Hollywood. Muy divertida.

Nota: 7,3


Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

1 comentario:

supercoco dijo...

Lamento discrepar con esta crónica, pero la película me pareció la más floja con diferencia de Woody Allen.

La película no aporta nada al espectador, el final es insulso y la actuación de Penélope Cruz solo sirve para confirmar lo mala actriz que es y la estafa de los Oscar actuales.

Por otro lado, la historia deja demasiados cabos sueltos, y lo único que se puede sacar de ella es el deseo del director estadounidense de que la cultura transatlántica de los EE.UU. se pareciese más a la desenfadada europea, pero enfatizando en exceso los tópicos de cultura de éxito material americana y de hedonismo cultureta europeo.

En resumen: una película mala, que podría pasar como peli de Antena 3 de las 15:30.