Boton


Noticias

martes, junio 23, 2009

Le Diable probablement (El Diablo probablemente)

Producción francesa del año 77 dirigida por Robert Bresson, premio del Jurado en el festival de Berlín ese mismo año. Charles es un joven parisino que aparece muerto una mañana en el cementerio Père-Lachaise, no se sabe si es un suicidio o un asesinato. La vida de este muchacho de 20 años estaba entre dos mujeres, Alberte y Edwige donde ninguna de las dos llena su vacío existencial, por las calles poco más que vagabundea y va a las orillas del Sena para hablar sobre la vida y reflexiones que hace que vaya descubriendo sus tendencias autodestructivas, no quiere pertenecer a ninguno de los colectivos que se va encontrando, ni la militancia política, ni el anarquismo, ni el ecologismo ni el hippismo. En un encuentro con el psicoanalista deja clara su visión del mundo y de lo poco que sirve tanta su existencia como la de los demás. Se promete a si mismo que desaparecerá y con un amigo en el cementerio esa noche cumple con su palabra.

Relato completamente nihilista en mi primera experiencia con Bresson, no se si esta película se engloba dentro de la nouvelle vague pero tiene todos los componentes de este tipo de cine, es cine social, lento y de muchísimas rayadas filosóficas que a la gente no le suele interesar. La película en si se puede resumir en dos líneas de manera simplista, jovén con aspecto a lo Kurt Cobain pasa de todo y llega a la conclusión que el mundo es una puta mierda y deja un bonito cadáver. Pero si vas un poco más allá refleja esas tendencias nihilistas y dadaístas de principios del siglo XX donde las personas ya no sólo se dedicaban a trabajar, subsistir y ser explotadas. Se preguntan que sentido tiene hacer unas cosas u otras y esa es la visión que Bresson nos muestra en el film, rompe con todos los moldes de que no tienes que ser un pringao del proletariado ni un pasado de vueltas relleno de drogas. Hay otros caminos para la autodestrucción que son más rápidos. A destacar los decorados de un París como siempre muy glamouroso y la fotografía a cargo de Pasqualino De Santis. Hay que tener clase incluso para saber morir.



Para mas info, haz click aki


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: