Boton


Noticias

sábado, junio 27, 2009

The Fountainhead (El manantial)

Producción americana dirigida en el año 1949 por King Vidor, Howard Roark es un prestigioso arquitecto encarnado por Gary Cooper, es un hombre que quiere hacer su trabajo tal como lo ha ideado él y sus técnicas vanguardistas a la hora de la construcción de sus edificios hace que ningún empresario se atreva a encargarle algún proyecto, máxime cuando a la hora de realizar sugerencias y cambios Howard se muestra inflexible y no quiere correcciones en sus pliegos. Un empresario si apuesta por él y lo saca del yacimiento donde trabajaba de sol a sol, construye en Nueva York uno de los edificios más importantes de la ciudad y nada tiene que ver con los demás de su alrededor. Un periódico de la ciudad dirigido por Gail Wynand a través del crítico de arquitectura Peter Keating comienza una campaña de desprestigio hacia la manera de trabajar de Howard Roark y quieren hundirle para que no firme más proyectos, cosa que provoca la dimisión de la bella Dominique Francon que a la postre es el amor imposible de este genio arquitecto y esposa del director del periódico Gail Wynand. La integridad y la astucia de Cooper hará que el arquitecto triunfe en su cruzada contra la mediocridad y hará ver a Gail Wynand que es la persona más idónea para construir el edificio siempre soñado por Wynand y que representará los ideales de integridad, superación y éxito.

Película basada en el libro homónimo de Ayn Rand y sobre proyectos del arquitecto Frank Lloyd Wright. Es un relato de los de antaño, hombre muy convencido de sus ideales y una historia de amor imposible y muy intensa. Además trata sobre el poder de los medios de comunicación en la opinión pública donde los supuestos "gurús" del buen gusto y expertos encumbran a mediocres fácilmente manejables a su antojo y destierran a genios innovadores. La escena cumbre del film es cuando Gary Cooper es juzgado por dinamitar un edificio ideado por él y que lo transformaron sin su consentimiento ya que el proyecto lo firmó otro arquitecto al que le echaba una mano. Es un alegato a favor de la individualidad, de los libre pensadores y genios que no tienen que estar atados por la opinión de personajes poderosos que todo lo quieren controlar a su antojo. Los personajes están muy bien definidos ya que todos excepto nuestro protagonista renuncian a sus metas por conseguir una vida mejor, el director del periódico quiere revivir sus días de ambición pero que ya lo han hundido, el crítico de arquitectura maneja el cotarro para salvaguardar su estómago y comer bien y la bella Dominique Francon renuncia a su relación con Roark porque cree que nunca saldrá adelante con su carrera de arquitecto y se casa con el director del periódico. Un peliculón muy vigente en estos tiempos de mediocridad donde el rebaño abunda por todos sitios.



Para mas info, haz click aki


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: