Boton


Noticias

miércoles, noviembre 04, 2015

Loreak (Flores)

España (2014)

Producción vasca dirigida por José María Goenaga y Jon Garaño con música de Pascal Gaigne. Ganadora en el Festival de Palm Springs en la sección latina y representante a los Óscar a mejor película de habla no inglesa, es la primera película rodada en euskera en lograrlo. Ane es una mujer madura casada con Txema, ambos llevan una vida de matrimonio anodino sin hijos y a Ane se le adelanta su periodo de menopausia, un proceso que debe afrontar antes de tiempo. Su vida da un giro cuando recibe misteriosamente todas las semanas flores sin tarjeta ni remitente, tanto ella, como su marido, no saben quien las manda, al principio a Ane le causa sorpresa y luego le agrada el gesto, aunque a su marido no le haga ni pizca de gracia. La trama nos indica que estas flores son enviadas por Beñat, un compañero de trabajo de Ane en la constructora, él maneja una de las grúas y Ane lleva el trabajo administrativo. Beñat es pareja de Lourdes, una mujer separada con un hijo, relación que no aprueba su madre Tere. Para Beñat la mala relación entre su pareja y madre es una fuente de problemas constantes, Lourdes no quiere más hijos, Tere está siempre apareciendo en su vida cotidiana para mal meter y Beñat se encuentra entre dos mundos donde no quiere confrontaciones. En una de las discusiones con su madre por teléfono, Beñat tiene un accidente con el coche y fallece. A partir de entonces, Ane ya no recibe flores cada semana y empieza a sospechar que el autor de que mandase las flores era Beñat. Por ello, es ahora ella la que deja flores a Beñat en la curva donde nuestro protagonista tuvo el accidente, cosa que mosquea mucho tanto a Lourdes como a su suegra Tere, es un asunto que quieren resolver y Ane se presenta ante Tere, pronto se hacen amigas ante la rabia de la viuda Lourdes, ya que, cree que Beñat le fue infiel con ella. Un triángulo de tres mujeres en la vida de nuestro protagonista Beñat, cada una de un perfil muy diferente y que dejará onda huella en cada una de ellas.

Las flores son un objeto que se utiliza como metáfora de muchas cosas, ternura, amor, homenajear, etc... En este caso que nos ocupa, las flores se utilizan como un arma arrojadiza para obtener el cariño que ninguno de los personajes consigue en su vida, incluso es visto como un feo gesto que se quiere denunciar ante la policía por acoso y sentimientos negativos, hasta ahí llega la complejidad de la condición humana. Los directores nos guían por una historia, donde el protagonista principal fallece a los pocos minutos de que comience la trama, pero las mujeres que estaban en su vida, luchan por sobrevivir y seguir adelante en su rutina y casi aburrimiento diario. Ane se agarra a un hombre ya desaparecido pero que la cortejaba y la quería, no como su marido que está más pendiente del televisor que de ella, Lourdes por fin se libra de su suegra y para ella es un alivio, consigue una nueva pareja pero el pasado le atormenta ante la aparición de Ane y no consigue cerrar su historia con Beñat. Por último Tere, una madre que finalmente pierde la cabeza y que no se da cuenta que le hizo la vida imposible a su hijo, es egoísmo disfrazado de cariño maternal. A destacar el papel interpretado por Itziar Aizpuru como Tere, lo hace magistralmente como madre católica y sobreprotectora. Hay un acento vasco claramente durante todo el film, nombres, localizaciones y algo que no entiendo, cuando están en la universidad con el cuerpo ya fallecido de Beñat haciendo prácticas, son escenas que en mi opinión sobran y no aportan nada a la historia. En resumen una buena película independiente que estuvo incluso nominada a los Goyas como mejor película, fue la que nadie conocía y que seguro que no iba a ganar pero que muestra la desolación, el recuerdo y la melancolía como pocas películas lo han hecho. La sorpresa ahora ha sido que es la candidata a los Óscars por España, no llegará nada lejos pero me parece un acierto por parte de la Academia de apostar por un tipo de cine diferente y sin estar apoyado por nombres famosos.

Para Recordar: Es una historia, que pasados los días, se recuerda perfectamente, muy familiar y con muchas curiosidades. Podría pasar en la realidad pero tiene una poesía y metáforas muy duras que invitan a la reflexión sobre la condición humana.

Para Olvidar: Aunque el guión y la historia están bien escritos, su metraje es excesivo para lo que nos están contando, se estira como un chicle para lograr un largometraje.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: