Boton


Noticias

martes, enero 12, 2016

Gett: El divorcio de Viviane Amsalem

Israel (2015)

Producción dirigida por Ronit y Shlomi Elkabetz, ganadora en varios festivales de cine como en Jerusalén, Hamburgo o Chicago, incluso nominada al Globo de Oro. Viviane Amsalem lleva separada desde hace 3 años de su marido Elisha, para no ser una marginada social quiere conseguir el divorcio que en Israel tiene que pasar por un Tribunal Rabínico, este Tribunal ordena el divorcio en el caso de que el marido esté de acuerdo con que se quiere divorciar o en casos excepcionales de maltrato a la mujer. Viviane Amsalem no ha sufrido maltrato físico por parte de Elisha y este rechaza el divorcio a pesar de llevar separado 3 años de su mujer, ella tiene que vivir con su hermana y su marido y apenas puede hacer vida social por que no tiene casi derechos, por supuesto no puede salir con otros hombres ya que cometería adulterio, una falta gravísima en Israel. En una sala del Tribunal Rabínico sucede toda la acción de este asfixiante relato. Al negarse Elisha a conceder el divorcio, por nuestros ojos desfilan familiares, amigos, abogados y jueces que alargan la agonía de Viviane durante cinco años. Siempre hay alguna "razón" para no resolver esta situación encallada, a veces el marido no aparece a las citaciones de los rabinos, en otras ocasiones se niega al divorcio por que dice que quiere recuperarla o que es un hombre muy religioso y para él el divorcio no es una opción. Nos encontramos ante interminables saltos de tiempo de algo que se podría resolver con una simple firma y que esta mujer recuperase su libertad. Al final la situación se mal resuelve después de un lustro de deliveraciones y acuerdos incumplidos.

La sociedad judía es una sociedad bastante cerrada que apenas se conoce en muchos de sus aspectos, los hermanos Ronit y Shlomi Elkabetz quieren denunciar estas injusticias de las que proceden, parece mentira que una sociedad que se declara tan igualitaria y moderna, donde las mujeres hacen obligatoriamente el servicio militar y son soldados como cualquier hombre, se apoye en viejas y caducas leyes religiosas que condicionan la vida civil, en especial de las mujeres. En una sala donde 3 "sabios" rabinos educados en su cultura machista, hacen que la mujer sea culpable por pedir un derecho que es no vivir con una persona, primero la hacen volver a casa de su marido, luego no le conceden el divorcio y son interminables las trabas para una persona que se la está criminalizando. A destacar el papel protagonizado por el marido Elisha (Simon Abkarian), donde borda su papel como persona religiosa y marido celoso que ya su único objetivo es arruinarle la vida a su mujer por no querer estar a su lado. En el papel de la mujer, la directora Ronit Elkabetz, que además de escribir la película junto a su hermano, caracteriza muy bien a Viviane, una mujer atormentada y angustiada por su falta de libertad, hay una química entre nuestros dos protagonistas donde sus gestos y sus miradas entre rechazo, odio y algo de comprensión que engancha. El film más que cine, parece una obra de teatro, ya que toda la acción es dentro de ese Tribunal Rabínico y resulta una verdadera sorpresa, ya que, uno se espera que esta contienda por el divorcio también transcurra fuera de esas cuatro paredes. Muy distinta a "Nader y Simin, una separación." pero con una temática muy parecida en cuanto a la destrucción de un matrimonio, pero esta vez desde la óptica islámica, mucho más flexible que este relato hebreo.

Para Recordar: El machismo de la sociedad judía, toda religión monoteísta denigra a la mujer y en Occidente nos echamos las manos a la cabeza con los musulmanes, sin embargo, tenemos en alta estima a los judíos o cristianos, que cometen también barbaridades de género.

Para Olvidar: Es un relato de excesivo metraje, la idea queda bien clara a la hora de rodaje y los directores la estiran demasiado.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: