Boton


Noticias

martes, enero 26, 2016

Gone Girl (Perdida)

EEUU (2014)

Producción dirigida por David Fincher a partir de la novela homónima de Gillian Flynn, ganadora de múltiples premios sobre todo entre círculos de críticos y nominada al Óscar por mejor actriz (Rosamund Pike). Los Dunne son un matrimonio que antes eran felices, un noviazgo de ensueño en Manhattan, una boda por todo lo alto y solo les faltaba tener hijos, pero un matrimonio no es una prueba de velocidad, es más bien una carrera de resistencia con diferentes obstáculos, la cosa comienza a torcerse con el cáncer de la madre de Nick, lo que hace que él y su mujer, Amy, se trasladen a Missouri tras haber perdido ambos sus trabajos como periodistas. La nueva vida allí es muy aburrida y pesada para Amy, que es un personaje muy conocido de novelas infantiles en que ella era la protagonista. Ahora Nick, después del fallecimiento de su madre, regenta un bar que ha conseguido de la fortuna de Amy y su familia. En el quinto aniversario de su boda, Nick vuelve al hogar familiar desde el bar y no encuentra a su mujer, ha desaparecido y en la casa hay indicios de que ha habido un forcejeo. Enseguida empiezan las pesquisas policiales a cargo de la detective Rhonda Boney. Lo que al principio parece el secuestro de una ex celebridad, vira en veladas acusaciones de asesinato por parte de su marido Nick, él no recuerda algunos datos de lo que suele ser normal en una pareja felizmente casada, además tiene una amante, Andie Fitzgerald, la cuota del seguro de vida por Amy se había aumentado hace poco y Nick se ve envuelto en campañas de difamación por parte de los medios de comunicación, principalmente en programas de televisión matutinos que se dedican a crímenes pasionales. La vida en Missouri se vuelve agobiante para Nick que ahora es odiado por el pueblo y por casi todo el país, solo tiene el apoyo de su hermana Margo y se busca uno de los mejores abogados para su defensa, Tanner Bolt. Mientras tanto no sabemos qué ha pasado con Amy, de sus ex novios y por qué ha desaparecido, la trama poco a poco nos irá desvelando cuantas sorpresas se esconden detrás de esta "ideal" esposa.

Afrontamos una película en el blog que es más mainstream, lo que se saldría un poco de los objetivos de esta bitácora, pero Fincher sea alternativo o mainstream, es uno de los mejores directores de cine en la actualidad y adaptar una novela tan famosa como 'Perdida' era un reto para él y su visión era necesaria. El film dura más de dos horas y media y no se hace nada pesado, un buen guión y la trama hace que poco a poco te vayas introduciendo en la historia de esta desaparición y vayas cambiando tus empatías hacia los personajes protagonistas que son este matrimonio un tanto peculiar, sobre todo, por parte de ella. También hay una dura y mordaz crítica hacia esos medios de comunicación tan sensacionalistas que buscan el morbo, la falsa acusación, sin contrastar los hechos y que pueden hundir la vida de una persona. Todo en un entorno donde se nota la crisis financiera, los dos protagonistas pierden su trabajo, viven en una mansión en Missouri de esas que se han quedado vacías por la burbuja inmobiliaria y ahora una se aburre en casa sin saber qué hacer y el marido se tira las horas muertas en un bar que no va a ningún lado. Hasta aquí una gran obra, pero llega el estilo Hollywood y fastidia un final que es un horror y que te deja con la sensación de que por que por enésima vez has confiado en ver este tipo de películas, donde salen tipos como Ben Affleck, actor tan conocido como carente de talento o dando una ración de violencia gratuita a cargo del pobre Neil Patrick Harris y así redondea el producto para que los granjeros de la América profunda le den un taquillazo. Sobran los últimos 20 minutos que no tienen ningún sentido, pero no por ello se puede desmerecer esta buena película, incluso yo la recomendaría, la historia es interesante, está bien contada y la actuación de Rosamund Pike está muy por encima de su compañero de reparto Ben Affleck.

Para Recordar: lo intrigante que es el relato que te mantiene siempre en vilo y el poder que tienen los medios de comunicación para alterar las opiniones de las personas.

Para Olvidar: el final es muy malo, al estilo hollywodiense. Además de no tener sentido, es de una violencia gratuita injustificable, supongo que en el libro será igual pero me parece un gran fallo.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: