Boton


Noticias

viernes, enero 27, 2017

Timbuktu

Mauritania (2014)

Producción dirigida por Abderrahmane Sissako, premio especial del jurado en el Festival de Cannes y mejor película extranjera para el Círculo de Críticos de Nueva York. Kidane vive en las dunas cercanas a la ciudad maliense de Tombuctú. Es ganadero y lleva a sus vacas al río y a pastar, vive junto a su esposa Satima, su hija Toya e Issam, un niño pastor de 12 años que ayuda a Kidane. Su vida es de nómadas y se trasladan junto a su ganado a diferentes regiones. Son musulmanes y creen en Dios, su comportamiento es austero y familiar, para que Toya tenga la mejor vida posible. Además son una pareja muy feliz que se quieren y se respetan. Esto es un oasis al lado de lo que están viviendo los habitantes de Tombuctú, la yihab ha llegado y ha tomado el poder de la ciudad, estos islamistas radicales tienen otra visión sobre la religión musulmana, donde hay que ser muy disciplinado, tener muchas reglas y donde el perdón y el arrepentimiento no cabe. Está prohibido fumar, escuchar música y jugar al fútbol, las mujeres deben ir completamente tapadas y solo tienen derecho a trabajar. En la ciudad se han instaurado unos tribunales islámicos que condenan a lapidaciones, ejecuciones, latigazos, etc. Kidane está muy preocupado pero aún la yihab no lo ha molestado. Hasta que llega el día en que Kidane mata a un pescador del río porque este había dado muerte a su mejor vaca al no querer vendérsela. Kidane se tendrá que enfrentar a estos nuevos tribunales islámicos que tienen estas leyes tan estrictas, horrorosas y absurdas.

Abderrahmane Sissako se basa para hacer esta historia en hechos reales, donde se muestran las dos alas de la religión musulmana, el ala humanista, con personas como Kidane, hombre religioso pero también culto y con sentido común, sabe perdonar y a la vez es disciplinado. Luego tenemos el ala radical, gente palurda, zafia e inhumana que en nombre de Dios hace auténticas barbaridades. En el relato queda muy claro que por ejemplo el hombre intenta todo el rato humillar a la mujer porque es más fuerte, o que tengan que ser juzgados unos músicos por que están tocando música árabe en su casa. Ves el sinsentido que traen los fanatismos y todo contado desde una óptica muy tranquila y sosegada. El propio director es un musulmán que quiere su indignación hacia sus propios hermanos y a través de este film demuestra el atraso de sus ideas. Los actores hacen una labor de interpretación bastante buena y logran algo que es muy importante en el cine, creerte que todo esto es verdad y sufrir el drama que vive esta gente. No hay proclamas, no hay pancartas ni protestas, aquí solo hay supervivencia ante lo que es una barbaridad que ocurre a diario. Un film muy recomendable y que desde luego no deja a nadie indiferente.

Para Recordar: el sentido común y la bondad de Kidane, un hombre que lleva una vida familiar, cuidando de su ganado, un hombre bueno que ahora tiene que ser juzgado por los islamistas radicales.

Para Olvidar: la religión y sus fanatismos siempre traen desgracias e injusticias, en este caso en Tombuctú ya no se puede ni jugar al fútbol ni escuchar música, peor lo tienen las mujeres, degradadas a ser meros objetos tapados que prácticamente no pueden hacer nada.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: