Boton


Noticias

martes, septiembre 21, 2010

Nacidas para Sufrir

En un pueblecito de la España profunda, una señora mayor pierde a su hermana. Sus sobrinas, preocupadas por la situación de la mujer a partir de ese momento, le comentan la posiblidad de ir a una residencia. Flora (la anciana), se niega a esta posibilidad, alegando que Purita, la criada fiel que las ha antendido desde hace años, puede ayudarla en lo que haga falta. A partir de aquí, Flora entra en una paranoia en la que piensa que sus sobrinas lo que realmente quieren es recluirla para quedarse con la casa. La longeva señora, audaz e imaginativa, desarrolla un rocambolesco plan para lograr dos objetivos que parecen imposibles: mantener su herencia alejada de sus familiares y evitar que Purita se marche de su lado ¿lo conseguirá? En efecto, la vieja logrará su propósito y tendrá a la sumisa y atontada Purita completamente a su servicio. Lo único que ocurre es que Purita no es tan santa y humilde como parece y la aparente victoria de Flora sobre sus sobrinas, solo será un aplazamiento de su ineludible derrota.

Miguel Albadalejo, nos propone una visión muy personal de la mentalidad de la España más clásica. A través de una señora, mezcla de la tradición más rancia y del pensamiento más liberal, el director nos narrará una historia cotidiana que nos hará pasar momentos divertidos. Todo el interés de la cinta, se va diluyendo conforme se descubren todas las cartas. A partir de aquí, nos parecerá estar visionando la misma pelicula de siempre, con situaciones carentes de emoción y con un previsible final dramático. Y es el final lo que se salva del topicazo absoluto, dejandonos con un buen sabor de boca a los amantes del cine alternativo patrio.

Nota: 6,9

Para Recordar: La escena de la charanga en las fiestas en la que sacan a bailar a los casados ese año.
Para Olvidar: Los tópicos en los que se cae durante la mitad de la película.


Para mas info, haz click aki
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: