Boton


Noticias

miércoles, abril 19, 2017

El halcón maltés

USA (1931)

Sam Spade comparte una agencia de detectives con su socio, Miles Archer. Pero esto no es lo único que comparten, pues Sam, díscolo y arrogante, tiene una 'aventura' con la esposa de su compañero. Este hecho le pondrá entre a espada y la pared cuando Miles sea asesinado mientras trabajaba en un simple caso de acoso. La victima es una bella e inocente jovencita que quería proteger a su hermana de un malhechor que la seguía desde hace un tiempo. El presunto delincuente también acabará muerto y esto hace pensar a Sam que la chica no ha sido sincera con él. Mientras intenta averiguar la verdad entre las sabanas de su cama, el detective es atacado por una especie de banda que busca un curioso objeto de incalculable valor histórico y material: el halcón maltés. Parece ser que detrás de esta pieza de arte, también esta la muchacha que miente sistemáticamente a Sam para conseguir su objetivo. Un Sam que parece tener todo perdido tras ser acusado por la policía del crimen de su socio. Aparentemente el sabueso está en un callejón sin salida. Pero este sabueso es perro viejo y nadie sabe que tiene un as en la manga de lo más impactante.


Me enorgullezco de traer hoy a piniculas una rareza que hará las delicias de los amantes del cine negro. Se trata de la versión original de una de las mejores películas del género, protagonizada por el legendario Humphrey Bogart. En efecto, aquella obra mítica, referente del cine policíaco, es en realidad un remake del largometraje original estrenado en 1931 guionizado por el escritor de la historia, Dashiell Hammety y dirigido por el prolífico Roy Del Ruth. Este realizador con 118 obras en su filmografía, llego a completar hasta 6 piezas en un año. Anécdotas a parte, la película es otra autentica delicia, que debe ser visionada por los seguidores de la versión de Bogart. En este caso, el protagonista (Ricardo Cortez) tiene un carácter antagónico al del genio Angelino. Ricardo (Sam Spades) es un tipo ambicioso y algo 'canalla' al que le gusta manipular a la gente para lograr sus objetivos. En este caso, chocará frontalmente con la protagonista femenina, que es experta en jugar con los hombres para enriquecerse. La diferencia es que Sam no es un hombre corriente y que él tiene límites (morales) que nunca quebrantaría y menos por una cara bonita. Impecable historia que rebosa suspense, acción y diálogos inteligentes. Imprescindible.


Nota: 9.1

Para recordar: '¿La guerra santa? Eso suena a un negocio sucio...'
Para olvidar: Un giro de guión para concluir le hubiera dado un toque más sofisticado.


Para mas info, haz click aqui:

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: