Boton


Noticias

lunes, abril 03, 2017

La chica satélite y el chico vaca

Corea del Sur (2014)

Película de animación dirigida por Jang Hyung-yun. Yun es un chico que le ha dejado su novia y al partirle el corazón por la ruptura se convierte en vaca lechera. Al mismo tiempo en la atmósfera gira el satélite Ilo que va a llegar a la tierra en forma de chica. La chica conoce a Yun y quiere ayudarle para que de nuevo se convierta en humano, para ello, se tiene que volver a enamorar y además evitar que su corazón partido sea robado por la malvada incineradora, si este monstruo se apodera de su corazón, nunca más volverá a ser humano. La chica y la vaca tendrán la inestimable ayuda del Mago Merlín para huir de la incineradora, Merlín no es el típico mago con sombrero, aquí está caracterizado por un rollo de papel higiénico. Entre nuestros dos protagonistas se establece una conexión y relación especial, un satélite convertido en chica, que aunque no tiene corazón sí que le afloran sentimientos y un chico convertido en vaca que lo que necesita es algo de comprensión. Ilo se la dará, incluso hasta llegar al punto de sacrificar su propia vida para luchar contra la incineradora.

Estamos ante una película de animación bastante especial, con una historia simple pero bonita y compleja. Sin duda, es una película más orientada al público adulto que a los niños, aunque estos podrían verla tranquilamente y les parecería bastante entretenida. Con una música a la manera J-pop blandito vamos viendo como avanza la relación entre la chica y la vaca. La película nos deja una reflexión muy importante, hasta que punto es tan importante tener corazón, para sufrir, para que te lo rompan. El satélite no tiene ningún problema, vaga por la atmósfera libremente y sin ninguna preocupación, mientras el pobre Yun tiene el corazón roto y además tiene que estar constantemente huyendo. Hay muchos más como Yun y la voracidad de la incineradora es insaciable, necesita muchos corazones para seguir encendida. Una bonita metáfora que hace que pases un rato entretenido con un relato muy sencillo y bien desarrollado en apenas 81 minutos. Si os gustan las buenas historias con un toque surrealista es una película muy recomendable, se demuestra que en la animación también hay buen drama.

Para Recordar: la bonita metáfora de como el chico se convierte en vaca, le han robado el corazón y ahora hasta que no vuelva a enamorarse no podrá volver a ser humano.

Para Olvidar: es un relato que pronto cae en el olvido porque a pesar de los trascendental que tiene la historia, simplemente pasas un rato entretenido y a otra cosa.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: