Boton


Noticias

lunes, julio 18, 2011

Fresa y Chocolate

Cuba (1993)

Producción dirigida por Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, nominada al Óscar a mejor película extranjera y Goya a mejor película iberoamericana. David es un comunista convencido que estudia sociología en la Universidad de La Habana, un día en Coppelia se encuentra con Diego, un artista homosexual un tanto extravagante, tiene varios libros que con el regimen es imposible conseguirlos y lo invita a su casa a prestarle obras y fotos que guarda. En su primer encuentro la cosa no acaba muy bien pero como David en principio quiere denunciar a Diego por sus ideas un tanto extrañas con el regimen que viven en la isla pues hay más encuentros entre los dos. Conforme pasa el tiempo y va conociendo los pensamientos y reflexiones de Diego, David cambia la percepción de este artista y entre ellos surge una amistad realmente cómplice. Diego es un buen amigo que intenta introducir en varios aspectos de la vida al joven David, como su primera vez con las mujeres y que conozca la cultura de grandes músicos y novelistas cubanos antes de la era Castro.

Brutal papel el que interpreta Jorge Perrugoría haciendo del artista homosexual Diego, la película se sostiene en su persona porque explica muy bien la actualidad de una isla que vive bajo un regimen comunista, de hecho me extraña mucho que se permitiese rodar esa película en Cuba, ya que, la represión hacía el colectivo homosexual es mucha, recordemos por ejemplo gente como el poeta Reinaldo Arenas, también muy bien interpretado por Javier Bardem en 'Antes de que anochezca'. El relato tiene otros puntos fuertes como visionar una ciudad tan encantadora como La Habana, al principio del film vemos la famosa heladería Coppelia, donde sus sabores para los cubanos se restringen a la fresa y chocolate, de ahí el título de la película, un relato que como muy bien escribe Carlos Boyero es sincero, necesario, sorprendente y triste. Para mi fue toda una sorpresa esta joya de film que habla del verdadero sentido de la amistad y de como una idea, que en teoría es una buena forma de convivencia, se aplica de forma cruel por la intolerancia e intransigencia hacía lo que es diferente y entonces la libertad queda coartada. Casi una hora y media de buen cine donde las sonrisas se mezclan con la triste realidad.

Para Recordar: El personaje principal interpretado por Jorge Perrugoría, las viejas calles de La Habana y su amistad con David.

Para Olvidar: Ese acento y tonillo cubano en el habla que me pone algunas veces de los nervios, es como cuando ves una película argentina que en los primeros 10 minutos no se entera uno de nada.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: