Boton


Noticias

martes, febrero 05, 2013

Amour (Amor)

Austria (2012)

Producción dirigida por Michael Haneke, por este film ha obtenido ya muchos premios como la última Palma de Oro en Cannes y es la máxima favorita al Óscar como mejor película de habla no inglesa. Haneke es un director de culto cuyas producciones recomiendo desde esta entrada. En el centro de París viven una pareja de ancianos octogenarios, Georges y Anne, antes fueron profesores de música y les ha ido bastante bien en la vida, tienen una hija (Eva) que también se dedica a la música y está casada con un británico. Ahora en la vejez disfrutan de su vida en pareja juntos, van a conciertos y son felices y enamorados. Pero Anne empieza a dar síntomas de que su cuerpo no va bien, al principio sólo tiene momentos ausentes que a Georges le preocupan mucho y deciden ir al médico. Anne tiene su primer ataque que le deja paralizada la parte derecha del cuerpo y tiene que usar silla de ruedas para moverse y mucha ayuda por parte de Georges para llevar una vida más o menos normal, para Anne es un gran hándicap su enfermedad y no quiere que Georges esté siempre pendiente de ella, quiere que su esposo tenga una independencia y que sus últimos días junto a él no sean un infierno que pueda cambiar la imagen que tuvo de ella durante tantos años de matrimonio, Georges no piensa igual, quiere mucho a su mujer y por supuesto que quiere ayudar a Anne para llevar su enfermedad. Los problemas de Anne van aumentando con el tiempo y pronto se sabe que sus dolores van a ser irreversibles, además ya está perdiendo la memoria y su habla cada vez es menos entendible. Aún así, Georges, pone todo lo que hay de él por cuidar a su mujer, como muy bien le dice, podría haber sido al contrario y está seguro que Anne se hubiese desvivido por él. Contrariamente a lo que se puede pensar, es el entorno de esta pareja quien lo pasa peor, porque su hija Eva no para de llorar al ver a su madre. El triste desenlace hará que Georges realice un último acto de amor por su esposa Anne.

Como siempre el maestro Haneke nos hace revolvernos en nuestras butacas con las situaciones al límite que propone al espectador, esta vez nos muestra la situación de dos ancianos burgueses que han tenido una vida bastante placentera y que se tienen que enfrentar al terrible fantasma de la enfermedad. La psicología de este director austriaco hace mostrar los más bajos instintos del ser humano en diferentes formas, en 'La Pianista' son las conductas sexuales de una adulta ante una madre castradora, en 'La Cinta Blanca' es el auge del nazismo ante una patria deprimida y ahora pone a prueba la paciencia y el amor de Georges por su mujer. Las interpretaciones de Trignitant como Georges y Riva como Anne son fantásticas, quizás Riva lo tenía más complicado para hacer el papel de enferma pero ambos están estupendos. En el film encontramos un personaje sorpresa que es la casa de esta pareja, a través de las más de dos horas del film, el espectador se identifica con los viejos rincones de ese piso y logra que lo veas como un hogar lleno de recuerdos, ese es un punto fuerte del film, otro punto fuerte es la bonita música que utiliza para una ambientación casi claustrofóbica donde se desarrolla la historia, piezas de maestros como Schubert, Beethoven o Bach, es en la casa donde se desarrolla el 95% del relato. Un punto flojo que encuentro es su excesivo metraje, ya que, es una historia austera que no necesita más allá de hora y media para reflejar la evolución de la enfermedad de Anne, pero Haneke en mi opinión es excesivamente meticuloso por mostrar la rutina de los dos ancianos y hace que en ciertos momentos se pierda la tensión. Aún así una película preciosa para ser vista, donde la historia es muy bonita pero turbia y tenebrosa a la vez, un desasosiego recorre tu cuerpo al terminar de verla y eso es lo que Haneke pretende y consigue en sus producciones, sus películas no dejan a nadie indiferente. Ahora con esta producción logrará un merecido prestigio internacional, aunque en Europa ya es considerado un maestro.

Para Recordar: Como bien indica el nombre de la película es el amor que se profesa esta pareja de profesores de música hace ya tiempo jubilados, ambos se complementan y la enfermedad cae del lado de la mujer, pero podría haber sido a cualquiera, el empeño de Georges por cuidar de su esposa es tremendamente admirable. Hay muchos de esos héroes anónimos en la realidad.

Para Olvidar: La excesiva duración del film, Haneke en su empeño por identificar la rutina de esta pareja de ancianos con el público hace que estés delante de la pantalla más de dos horas. Su pretensión es buena pero que Georges esté 5 minutos cazando una paloma que se ha colado es intrascendente.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: