Boton


Noticias

sábado, febrero 22, 2014

Nói albínói (Noi el albino)

Islandia (2003)

Producción dirigida por Dagur Kári, ganadora de múltiples premios en Islandia y algún que otro festival (Denver, Edimburgo) a mejor dirección. En un pueblo alejado de la capital Reykjavik vive en un chico de 17 años albino, es Noi, un chaval que nunca ha salido de esa marea blanca de frío y nieve que asola su pueblo durante casi todo el año. El aburrimiento es una constante en un sitio donde no se pueden hacer muchas cosas. Noi se salta las clases, se va a un bar a beber cerveza y robar unas pocas monedas de la máquina tragaperras, luego visita la librería de su amigo Gylfi y va de problema en problema por su deficiente expediente y su actitud rebelde de no ir a clase y no hacer nada. Uno de los días que se va al bar se encuentra una nueva camarera, es Íris que es la hija de su amigo Gylfi y se enamora perdidamente de ella. Noi es expulsado del colegio y su padre le busca un trabajo como enterrador para ayudar al cura de la Iglesia del pueblo. A Noi eso le trae sin cuidado y sigue con su actitud de pasotismo y sólo se interesa por Íris, está atrapado en ese pueblo de mala muerte y muchos ratos de soledad los pasa en un bajo de la casa de su abuela encerrado. Una tragedia se cierne sobre Noi según un adivinador del lugar pero se equivoca, una tragedia se cierne sobre el pueblo.

Con esta producción Dagur Kári se hizo un nombre fuera de Islandia como director de cine y su última película hasta la fecha que es The Good Heart es una preciosa historia muy recomendable. Por ello mi interés en otro personaje que es un perdedor como Noi, un chaval que lo tiene todo en contra a pesar de una gran inteligencia. Su actitud en cambio no es de lucha, cosa poco inteligente para la mayoría, sino de pasotismo y continuar hacia delante con la mayor de las desidias. Hay un momento en el film donde quiere cambiar su destino pero se da de bruces con la triste realidad, así que lo mejor será para Noi seguir pasando ratos de soledad encerrado en un falso bajo en su mundo y sus cosas. La interpretación del protagonista (Tómas Lemarquis) es simplemente correcta, sin grandes alardes y lo que más destaca de la película es el sorprendente final, los bonitos paisajes que son un infierno helado para los habitantes del lugar y la banda sonora donde Kári mantiene al mismo equipo para su posteriores películas. Esperaba algo más de este relato porque con dos o tres situaciones cómicas no se resuelve una comedia y sin duda no puedes esperar que convenzas al público. Alguna traza de buen director sí que se adivina al visionarla y que con el tiempo se ha hecho realidad. Habrá que seguir de cerca lo nuevo que traiga este director nórdico que es Dagur Kári.

Para Recordar: La anarquía del personaje principal que es Noi, a ratos genial y en otras ocasiones totalmente estúpido. La música del film con algunos de los temas a cargo de Slowblow.

Para Olvidar: Un ritmo lento y una historia un poco corta que se resuelve en un buen final.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: