Boton


Noticias

miércoles, octubre 01, 2014

Ida

Polonia (2013)

Producción dirigida por Pawel Pawlikowski, ganadora del premio a mejor película en los festivales de Gijón, Londres y Varsovia. En la Polonia de 1962 vive en el convento una joven novicia llamada Ida, es una mujer huérfana que la dejaron allí y las monjas cuidaron de ella desde muy pequeña. Ahora quiere tomar sus votos como monja pero antes sus superioras le informan que tiene un familiar vivo que es su tía Wanda y que es mejor que vaya a verla antes de realizar la ceremonia. Al principio Ida no le apetece nada salir del convento pero es obligada por sus hermanas en la congregación. En el encuentro entre tía y sobrina, Ida se entera que se llama Ida Lebenstein y que por lo tanto es una monja judía, es huérfana porque sus padres fueron víctimas del Tercer Reich y Wanda le enseña fotos de su infancia al nacer. Ambas mujeres de la misma familia son muy diferentes, Ida profundamente religiosa y formal y Wanda un emblema del partido socialista y bastante promiscua, pero ambas tienen en común que quieren saber el pasado de sus familiares perdidos en la Guerra. Wanda tiene algunas pistas del lugar donde pueden estar enterrados los restos de los padres de Ida y van para allá. Este viaje cambiará por completo la escala de valores de Ida, conocerá cuales eran sus raíces, experimentará el amor carnal y aprenderá muchas cosas de su tía Wanda que le servirán para estar preparada para tomar sus votos. Ya nada será igual en la vida de esta joven novicia judía.

Nos encontramos ante una de las producciones más sorprendentes de este último año. Una película del año 2013, polaca, en blanco y negro y que está ambientada en el año 1962. Con tales argumentos y una sinopsis sobre una monja hace que parezca un film muy poco apetecible para visionarlo y muy al contrario de los prejuicios iniciales es una buena producción que te retrae al cine clásico de otros tiempos más dorados. El aspecto más sorprendente de este duro relato es que mientras te están contando una tragedia bastante mayúscula lo están haciendo de una manera muy tranquila, muy sosegada, sin cebarse en la desgracia, sino al contrario, es algo natural que nos puede pasar a cualquiera por la naturaleza a veces deleznable del ser humano y que es asumida. La gran lección que Wanda le da a su sobrina Ida es que para hacer sacrificios y esforzarse antes hay que caer en el pecado y probar los placeres de la vida, que fácil es hacer una vida recluida si antes no has vivido la vida real. Todo esto unido a una gran fotografía y música forman un conjunto de 80 minutos que desde aquí recomiendo aunque en el aspecto negativo es que a veces es un poco lenta, es como si fuera influenciada por películas francesas que también son de difícil digestión, pero en este caso no pasamos de la hora y veinte, cosa que es de agradecer para la historia que se cuenta y escuchar algún clásico de John Coltrane.

Para Recordar: Un relato que deja poso y que hace ver lo importante que es la memoria histórica. Fotografía, ambientación y música francamente bien logradas. La interpretación de Agata Kulesza como la atormentada tía de Ida está perfectamente realizada.

Para Olvidar: Lo que adolece este tipo de películas clásicas, la lentitud en los acontecimientos. Ello hace que pierda espectadores aunque en mi caso personal me encantan las películas serenas y sosegadas.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: