Boton


Noticias

miércoles, marzo 11, 2015

10.000 km.

España (2014)

Producción dirigida por Carlos Marqués-Marcet, que consiguió el Goya a mejor director novel en los últimos premios de la Academia. En Barcelona viven como pareja Alex y Sergi, son felices y tras varios años de relación ya se están planteando una reciente futura maternidad y paternidad. Un domingo después de hacer el amor, Alex mira su ordenador y recibe un mail donde le dan una beca de fotografía para un año en Los Ángeles. Es una decisión muy importante la que tiene que tomar ella y que al principio no tiene el apoyo de Sergi, un profesor interino que está preparándose las oposiciones. Tras el drama y discusión inicial entre la pareja, al final, Sergi, le da su apoyo a Alex y aceptará la beca, es un paréntesis de un año en su relación, a la vuelta ya podrán de nuevo intentar ser padres. Por nuestros ojos vemos esta relación a distancia que van a mantener nuestros dos protagonistas, unidos por la tecnología, sobre todo por el ordenador y la herramienta Skype. La relación pasará por todos los estados, al principio bastante bien donde Sergi se muestra comprensivo y Alex ilusionada ante su nuevo proyecto, pero el tiempo y la distancia irá haciendo mella, se van separando poco a poco y por pequeños detalles cotidianos que no pueden controlar al no estar uno al lado del otro irán surgiendo las discusiones, los cabreos y cada cual tirará del otro para llevarlo a su terreno de confort y hay mucha menos comprensión. Ante ello siempre surge la misma disyuntiva de toda una generación joven que emigra a otros países, qué es más importante, la vida profesional personal o la relación con nuestra pareja, porque siempre tendremos que renunciar a algo para conseguir nuestros objetivos y cuáles son nuestras prioridades.

Con una temática bastante nueva y muy acorde a los tiempos que vivimos, se construye un relato con un planteamiento que me parece bastante original y simple a la vez. Es una reconstrucción de pequeños momentos íntimos en una relación donde hay momentos muy felices y momentos muy duros en una pareja normal y corriente de treinteañeros españoles. Una historia que en otros tiempos no se podía uno ni imaginar por el rol pasivo de la mujer a la hora de entrar en el mundo laboral. Las interpretaciones de los dos protagonistas y únicos personajes del film me parecen excepcionales, sobre todo el papel del chico, abrumado por la independencia de su novia tiene una ambivalencia muy interesante entre la comprensión hacia ella y un machismo ibérico que aún existe y que no acepta algunas de las decisiones de su pareja, incluso reaccionando de forma violenta y con un lenguaje que podría recordar a anteriores generaciones. La chica también hace muy bien su papel de mujer bastante despistada y a veces egoísta donde en algunas ocasiones vive en un mundo ideal donde viaja en una nube de aventuras y lo que quiere es pasárselo bien y no vivir en el mundo real, además no cumple muchas de las premisas que tiene asociado un tradicional rol femenino, es un desastre en la cocina, no se acuerda de muchas cosas de su novio, etc... Una película bastante original y simple que engancha al principio y que tiene un ritmo un poco lento para lo que en realidad se cuenta, su mérito reside en mostrar escenas cotidianas que están muy bien contadas con apenas medios. Para ser una ópera prima se le perdonan esos fallos en el ritmo del film, habrá que seguir muy de cerca los próximos trabajos de este joven director. Bastante recomendable.

Para Recordar: Lo bien que están rodados los momentos de intimidad de esta pareja con un problema que difícilmente tiene solución y que es la distancia entre ambos tanto física como mental. Una apuesta arriesgada y bastante original.

Para Olvidar: A veces el ritmo es un poco lento, demasiado metraje para lo que se cuenta.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: