Boton


Noticias

viernes, junio 05, 2015

Peeping Tom

UK (1960)
Mark es un asesino que disfruta grabando a sus victimas. Antes, durante y después del crimen, este psicópata graba con todo detalle lo que acontece al rededor de la muerte. Nadie sospecha de él porque la realidad es que Mark es un cámara profesional. En sus ratos libres se saca un dinero extra fotografiando mujeres ligeras de ropa. En los 60 la pornografía todavía no estaba masificada y estas instantáneas 'underground' se vendían muy bien en el mercado negro. Pero esto traía sin cuidado a Mark, que, heredero de la fortuna familiar, no se preocupaba para nada del sueldo. Trabajar era una excusa para disfrutar de su afición favorita: mirar. El es lo que en Inglaterra se llama un Peeping Tom (un voyeur vamos) En su caso uno de los más extremos pues lo que busca con sus películas es captar los momentos más siniestros y sucios de la condición humana. Probablemente la culpa de esta desviación la tuvo su progenitor, un biólogo obsesionado con analizar el miedo. Y por supuesto su 'cobaya' favorita era su propio hijo. Esto marcó definitivamente al solitario mirón. Solitario hasta que se cruza en su camino la dulce Helen. Por primera vez Mark puede desprenderse de su cámara y contar parte de su patética vida. Sin embargo el lado oscuro siempre resurge y, tras conocer a la muchacha, de la manera más extrema posible. Harto de ocultarse decide culminar su gran 'obra' y filmar el miedo en su estado puro.


Hoy tenemos una excelente película inglesa recomendada por la asociación de cine independiente Deptford Cinema. Peeping Tom narra de manera brillante las andanzas de un asesino en serie atípico. El protagonista es una victima más de la serie de acontecimientos que rodean su vida. El director, lejos de intentar crear la típica trama policíaca, enfoca la historia desde diferentes puntos de vista a cada cual más acertado. Por un lado el planteamiento “Hitchcockiano” que deja claro que Mark es un asesino desde el primer minuto. Luego el melodrama romántico que da píe a la presentación de la patología del protagonista y como convive con ella sin levantar sospechas sobre sus crímenes. Y finalmente el suspense que nos mantiene en tensión hasta un final sublime, que deja el listón en lo más alto y que siembra cátedra en las películas posteriores. Para todos los amantes del género, es de obligada visión este largometraje, que, recordemos, fue rodado hace 35 años. Sin embargo, el realizador desafía a la mentalidad de la época y mostrando desnudos, perversiones y violencia, en una cinta que ha mantenido toda la fuerza original, gracias a su descaro y agilidad. Buena historia, buen desarrollo y excelente final.

 
Nota: 8.6

Para recordar: Cuando Mark se queda prendado de la muchacha con la cara deforme. Sucio y perturbador.
Para olvidar: Quizás unos actores más veteranos hubieran bordado la película.


Para mas info, haz click aqui:



 Show info from Kickass!


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: