Boton


Noticias

lunes, febrero 08, 2016

Uno tras otro

Norway (2014)

En la fría Noruega, un ermitaño operario de maquinas quita-nives, vive con su mujer y su hijo. Una mala noche, este último aparece muerte en lo que parece una sobredosis en una noche loca. Su padre no puede creer eso; a pesar de la soledad que se respira en la aislada ciudad, el señor Dickman (que así se llama el progenitor) decide emprender una corta investigación que muy pronto le dará muy jugosos frutos. Y los buenos resultados lo conseguirá gracias a su 'perseverancia' y a la extrema violencia que emplea con los mafiosos cómplices de la tragedia de su hijo. A partir de las muertes causadas por Dickman, los clanes mafiosos de Escandinavia, contrariados por la situación, empiezan a creer que una guerra interna se ha declarado. De esta manera, una batalla campal tendrá lugar en el desierto helado noruego, con los capos locales como protagonistas y un brutal padre despechado como espectador de lujo.

Traemos a pinículas un claro exponente de lo que se esta empezando a catalogar como 'Western Helado' Con el trasfondo de la estepa escandinava, las tramas personales se tiñen de melancolía y subjetividad, gracias a la soledad que se desprende de aquella realidad tan aislada. Con estos antecedentes, los realizadores escandinavos han creado un nuevo subgénero, en el que se pueden desarrollar historias como hasta ahora no habíamos disfrutado. En el caso que nos ocupa, el guión trazado perfectamente para evitar los cánones predefinidos para las películas de mafiosos, nos plantea el reto de reírnos con el drama más absoluto de un padre destrozado, perdido en el infierno gélido del viejo país escandinavo. El blanco predominante, se va mezclando con el rojo de la sangre que se verterá sin contemplaciones y que sacará a relucir los instintos más negros de los fríos protagonistas que desnudarán su patética existencia, al ritmo de los disparos que precederán a las tumbas que salpican toda la historia. Una historia dinámica, llena de giros originales, que nos harán reír y sentirnos cómplices de las acciones del loco Dickman (cabeza polla en inglés), en este fresco y brillante thriller que recomiendo a los amantes del género.

Nota: 8.7


Para recordar: Las discusiones de Jappe con su mujer.
Para olvidar: desenlace final, un poco fuera de lugar y que corta el ritmo de la trama.


Para mas info, haz click aqui:





Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: