Boton


Noticias

lunes, diciembre 05, 2016

Electric Boogaloo

Australia (2014)

En los años 80 una productora de cine iba a revolucionar la industria norteamericana (y posteriormente mundial) de la mano de 2 especie de visionarios israelitas: Menahen Golam y Yoram Globus. Decimos 'especie' porque si bien es cierto que crearon una manera nueva de producir películas, también es verdad que impactaron muy negativamente en la calidad de las mismas. Y es que estos empresarios se adelantaron a su tiempo enfocando el 7º arte como un negocio muy lucrativo. Golam – Globus compraron la productora Cannon y con ello empezó la 'leyenda'. Estos tipos no querían cine de calidad (aunque ellos creían que si) sino cine de rápida realización, alineado con las últimas modas, con muchas explosiones, peleas y mujeres. Básicamente lo que hoy en día hacen sagas como la del mito Bourne o Misión Imposible. El problema es que la industria no estaba preparada para esto y los hebreos se ganaron más enemigos que amigos. Cuando a duras penas se producían 3 o 4 películas por año, estos locos lograban estrenar más de 30. Títulos 'emblemáticos' como Cobra, Las Minas del Rey Salomón, Delta Force, Dead Wish II, El héroe Americano o la épica Yo el Halcón dirigida por el mismísimo Golam que no contento con su labor como productor era capaz de llevar todo el proyecto cuando los directores dudaban de la calidad del mismo (cosa que ocurria bastante a menudo). En busca de nuevos talentos, 'genios' de la interpretación 'holivudense' se gestaron en los estudios de Cannon. Chuck Norris, Doplh Lundgren, Jean Claude Van Damme o un 'resucitado' Charles Bronson protagonizaron 'hits' de la factoría Golam-Globus. Una productora que puede parecer casposa y mediocre, pero que, echando la vista atrás, resulta visionaria y que, desgraciadamente, fue una inspiración para la avalancha de cine de acción (malo) que abarrota hoy en día las salas de cine.

Documental australiano que intenta ofrecer algo de luz a una corriente que durante años ha sido menospreciada por el resto de la industria cinematográfica. Los realizadores ofrecen un detallado estudio de los periodos por los que paso la productora e intentan explicar el éxito que tuvieron con obras de dudosa categoría. También abarcan la ambición de esto hombres de negocios israelitas que desde el primer momento enfocaron sus películas a fines económicos. El documental narrará la historia de la productora, desde sus comienzos hasta la culminación de su imperio comprando estudios en medio mundo y estrenando decenas de películas al año. Algunos de los momentos más memorables son contados por los protagonistas en primera persona. Si bien es cierto que se echa de menos los artistas más carismáticos como podrían ser el propio Chuck, Stallone o los productores en persona. Esto último es achacado a que, en un nuevo intento de meter la cabeza en el mundillo, Golm and Globus prepararon su propio documental al enterarse de las intenciones de los chicos de Electric Boogaloo. Sea como fuere, este atípico documental hará las delicias de gente que, como un servidor, alucinaba en el vídeo club con las caratulas y los pomposos títulos de la productora del cañón. Productora que se anticipó a su tiempo e hizo del cine un imperio que se ha consagrado en el siglo XXI.

Nota: 7.3

Para recordar: La vorágine de títulos casposos y no tan casposos que salieron de los estudios de Cannon.
Para olvidar: Que la gran labor de investigación no se pudiera completar con testimonios de personajes relevantes.


Para mas info, haz click aqui:



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: