Boton


Noticias

viernes, mayo 05, 2017

Mis hijos

Israel (2014)

Producción dirigida por Eran Riklis. Eyad es un joven palestino viviendo en un pueblo perteneciente a Israel. Vive con su familia y están en la constante contradicción de vivir en un pueblo ocupado por otra religión, es una difícil convivencia donde no falta el casi odio ancestral entre estos dos pueblos. Eyad pronto empieza a destacar en el colegio árabe y sus padres piensan que podría seguir sus estudios en un internado en Jerusalén. El centro llama a Eyad porque lo quiere en sus clases, un centro donde solo él es el único árabe entre judíos. Eyad tiene un nuevo reto para integrarse entre los que se suponen que son sus enemigos, con otro idioma, otras costumbres y solo. Pero Eyad es mucho más inteligente que el enfrentamiento e incluso es más o menos aceptado por la comunidad judía del internado. Empieza a salir con una chica, Naomi, aunque por la procedencia de nuestro protagonista, mantendrán la relación en secreto. Una de las actividades que el centro promueve es el voluntariado, al que Eyad se apunta. Es enviado a casa de Edna y Yonatan, madre e hijo, Yonatan está en silla de ruedas, es un buen estudiante y un chaval inteligente y un poco borde. Entre Yonatan y Eyad surge una bonita amistad, Yonatan le enseña aspectos culturales occidentales, como la música rock y Eyad siempre le ayuda en sus quehaceres diarios que son tan difíciles para una persona con casi una nula movilidad. En los últimos días de Yonatan, Edna le ofrece a Eyad vivir los tres juntos y una vez que Yonatan fallece se puede hacer pasar a Eyad por él y así tener los privilegios de la comunidad judía, nadie lo tiene por qué saber.

Un relato bastante sorprendente en cuanto a los acontecimientos que nos narra la película, algo que puede parecer un tanto fantasioso, al final el director logra plasmarlo de una manera muy real e incluso con un tono de comicidad. Estamos hablando de un conflicto entre pueblos y de una persona minusválida y al visionarla no parece que estés viviendo una gran tragedia que le está ocurriendo al pobre Eyad. Este es el punto fuerte de esta película, en el relato no se ceban con la desgracia, la vida es complicada y hay que afrontar los problemas con soluciones humanas y a la vez practicas. El ritmo del film también es el adecuado, los acontecimientos se van madurando para encontrar una explicación lógica a todo lo que va ocurriendo mientras tenemos un buena banda sonora con grupos como Joy Division. Un relato bastante redondo que entretiene y a la vez te lleva a la reflexión, pensaba que estaba ante la típica película donde habría una desgracia tras otra y que es imposible la convivencia entre árabes y hebreos. No fue el caso y me dejó un buen sabor de boca, por eso recomiendo verla, me encantan las historias de amistades improbables, esas son las mejores.

Para Recordar: que a pesar de la fractura árabe-israelí, siempre existirán las buenas personas que conviven y que la amistad está por encima de los prejuicios.

Para Olvidar: la actitud mayoritariamente cobarde de las personas que se dejan llevar por ideas preestablecidas. En la diferencia está el conocimiento.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: