Boton


Noticias

miércoles, noviembre 03, 2010

El gran Vazquez

España (2010)

Manuel Vazquez, es un dibujante de la España de mediados del siglo XX, donde este oficio, curiosamente, a pesar de ser ciertamente poco cotidiano, resulta ser bastante rentable. Como rentable es la vida en la ciudad condal para un caradura como él. Por encima de su talento, estaba su espiritu de vividor. Con varias familias paralelas y un montón de deudas, el sistema de aquella época le permitía comprar a crédito con las únicas credenciales que su apariencia. Con estas tesituras, va transcurriendo su truculenta vida. Pero como no podía ser de otra manera, Vazquez, va llevando al límite sus vicios y esto repercute en un bajo rendimiento en su traajo y en problemas serios con la justicia. Pero un genio es capaz de salir de las situaciones más comprometidas; es en los peores momentos cuando su fluidez creativa alcanza máximos. Con personajes transgresores e innovadores para la época (como su alter-ego Tío Vazquez), es admirado por las mentes juveniles más inquietas. Mientras lo que parece triunfar son los capítulos más vacios de Mortadelo Y Filemón, el propio Ibañez considera a Vazquez como el maestro. Un Vazaquez que será genio y figura hasta el último momento.

Atrevimiento del cine español al crear un biopic de un personaje pionero de lo que podriamos llamar la escena alternativa del comic patrio. Y es que Vazquez, a parte de ser un impresentable en lo personal, fue un visionario para todos los que hemos acabado amando la nóvela gráfica. Si me aburria con Zipi y Zape y no entendía como Mortadelo y Flemón hacian gracia en su etada del DDT, de la misma manera "flipaba" con las ocurrencias de Anacleto, Gugu, El Tío Vazquez o Las hermanas Gilda. Considero un acierto elegir a Vazquez como protagonista de una historia, por lo importante que ha sido en la humilde trayectoria del comic en este país. Por otro lado, el director de El Gran Vazquez (Óscar Aibar realizador de la no menos sorprendente Atolladero) nos muestra la inocencia de la sociedad en los años 50. Como se podía timar a todo el mundo con un poco de cara. Tembién resulta interesante ver el negocio del TBO español personalizado en Bruguera; una máquina de hacer dinero, que no cuidaba el talento y que primaba el costumbrismo antes que la innovación (reflejo de la mentalidad de este país). Con algunos guiños a otros "mitos" como Ibañez o Escobar, la película tiene momentos algo densos donde no se ve claro el camino que quiere serguir el director. Quizás es un proyecto demasiado atrevido, para dejarse llevar únicamente por la biografía del protagonista. Esta claro que este film esta orientado a un público muy, muy concreto, que sea estudioso de la historia del comic Ibérico en general y fan de las historietas de Manuel Vazquez en particular. El resto se aburriará enormemente.

Nota: 7,3

Para Recordar: El epílogo y lo bien que trabaja Santiago Segura cuando deja de hacer el payaso.
Para Olvidar: Lo pesado que se hacen determinados momentos de la película.



Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: