Boton


Noticias

miércoles, noviembre 03, 2010

The Blind Side

USA (2009)

Michael Oher es un joven marginado de color, uno de tantos en cualquier ciudad de Estados Unidos. Ha vivido en un gueto durante varios años y ahora los servicios sociales lo han abandonado a su suerte fuera del violento entorno familiar. Su madre, drogadicta, no quiere saber nada de él y el desamparado Michael intenta progresar en el colegio. Pero integrarse en una sociedad ta despiadada como la nuestra no es fácil. El chico va a clase y no se entera de mucho debido a su bajo nivel en cultura general; hecho que hace pensar a los profesores que es retrasado. Duerme en cualquier banco del parque y todo su equipaje esta en una bolsa de supermercado: un par de polos y unas zapatillas. Nadie le hace caso y todos le dan de lado. El triste destino de Michael parece estar marcado ya. Aunque a veces, solo a veces, hay gente que no es lo que aparenta; este es el caso de la "pija" Leigh Anne Tuohy. Por una casualidad del destino, esta mujer se percata de que el corpulento Oher esta siempre vagando solo por el campus. Ni corta ni perezosa, ofrece su lujosa casa al chaval. Leigh enseguida detecta que a pesar de su timidez, Michael no es mala gente y es una pena que la despreocupación generalizada haga que este muchacho termine en la delincuencia. Por eso, luchara hasta límites insospechados para cambiar el futuro. Si es patética la situación de Michael, más patético es aún son las trabas que ponen la sociedad a Anne; una mujer de bandera que únicamente quiere salvar una insignificante vida. La vida de uno de los mejores jugadores de la liga NFL.

Emotivo y efectista biopic, basado en la historia real del jugador de fútbol americano Michael Oher. Este hecho marca toda la historia, ya que dota a la película de un peso sentimental especialmente duro. Con la magistral actuación de la "blandita" Sandra Bullock (Oscar y Globo de Oro) y el desconocido Quinton Aaron, The Blind Side consigue hacer lo que parece fácil: lograr un film de éxito con una buena base. Sin caer en la lágrima fácil ni en el dramón comercial, el director nos lleva poco a poco hasta el origen de una situación tristemente demasiado normal: el pasotismo de la sociedad. Como única pega, las quizás demasiado forzadas escenas de tiroteos que para nada estan en línea con la seriedad del resto del largometraje. En definitiva, una obra bonita, emotiva y con mucho sentimiento.

Nota: 8

Para Recordar: Los créditos finales con los verdaderos Oher y Leigh Anne.
Para Olvidar: las típicas escenas del gueto de negros violentos.


Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: