Boton


Noticias

martes, junio 07, 2011

Network (Un mundo implacable)

EEUU (1976)

Producción dirigida por Sidney Lumet, la película ganó 4 Óscars a mejor actor (Peter Finch), actriz (Faye Dunaway), actriz secundaria (Straight) y guión original. Howard Beale es un presentador de noticias de la cadena norteamericana UBS, un telediario que tenía bastante éxito en otras décadas pero que ahora tiene bajos niveles de audiencia, por ello la cadena se plantea despedir a Beale, tendrá quince días para despedirse de su público. En un hecho sin precedentes nuestro presentador anuncia que su vida se basa en su trabajo como presentador y que como sus emisiones van a terminar, se suicidará en directo. Este hecho provoca el asombro del público y de los propios compañeros de Beale. Su jefe Max Schumacher quiere animar a su buen amigo, intentando que olvide sus planes pero una joven avispada como Diane Christensen ve en ese hecho una oportunidad de reflotar la audiencia de la cadena y sanear las cuentas con un show donde Beale dirigirá a las masas, los anunciantes se pelearán por incluir cuñas de sus productos en el nuevo show y Beale actuará como un pastor que dirige a su público como un rebaño, la indignación contra los poderes públicos será uno de los ejes con los que Beale logrará la simpatía de los telespectadores.

Valiosa reflexión nos propone el maestro Lumet con otro de sus grandes relatos, la ética profesional en los medios de comunicación, en el relato se enfrentan dos estilos claramente diferenciados, el primero encarnado por Max Schumacher, es de la vieja guardia que cree en una TV de cierta calidad y veraz, sin grandes artificios ni estridencias, el otro estilo lo encarna la joven Diane Christensen, donde la ética no sirve de nada y hay que buscar el beneficio personal y corporativo. El jefe de ambos, el señor Frank Hackett se deja deslumbrar por la brillantez de Christensen y su manejo de las cuentas para la empresa. Así monta un absurdo show donde además de la locura del propio Beale tenemos adivinadores, futurólogos y demás calaña que luego ha conformado la basura televisiva que tenemos actualmente. Saben que la locura de Beale es un brindis al Sol que tendrá un efecto poco duradero pero hay que aprovechar el tirón. Una indiscutible obra maestra que se muestra en las escuelas de periodismo y que además de pasar 2 horas de buen visionado te deja pensando la mierda de TV que ya en los '70 fuimos construyendo a base de shows insustanciales.

Para Recordar: El poder social de los medios de comunicación, las formas de entender el negocio de Schumacher y de Christensen y lo pobre diablo que es el protagonista Beale.

Para Olvidar: La ambición sin límites tanto de Christensen como de Hackett, representan lo más odiado, los trabajadores trepas con malas artes y los empresarios sin escrúpulos alguno.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: