Boton


Noticias

viernes, septiembre 09, 2016

Time of Eve

Japón (2010)

Producción de animación dirigida por Yasuhiro Yoshiura, lo que empezó siendo una miniserie de 6 capítulos en el año 2008, se convirtió en una película estrenada en cines en el 2010, siendo premiada por el festival de Anime en Tokio. En un futuro los habitantes de Japón dispondrán de androides que les facilitarán mucho sus vidas, realizarán las tareas cotidianas que tanto nos fastidian y tanto tiempo nos quitan. Estos androides de aspecto totalmente humano se identifican por el aura visible que tienen encima de sus cabezas. Rikuo, un adolescente que asiste a la escuela secundaria y que toca especialmente bien el piano tiene un androide llamado Sammy, al ver que su androide sin esfuerzo alguno tocaba tan bien o mejor incluso el piano que él, ya ha desistido de la música. Disfruta junto a su amigo Misuko y es un estudiante aplicado. Le interesa el mundo de los androides, está acostumbrado a vivir rodeado de ellos, conoce bien las 3 leyes de la robótica de Asimov y le preocupa la nueva moda en Japón donde hay personas que tratan a sus androides como si fueran un humano e incluso los prefieren a los propios humanos, son los Dorikei. Rikuo vigilando a su androide Sammy observa que en el registro de actividades del robot hay una dirección que no ha programado él, es la cafetería "The Time of Eve". Hasta allí van nuestros protagonistas Rikuo y Misuko. Nagi, la mesera, nada más entrar, les informa que la regla principal del lugar es no discriminar, ya sean humanos o androides. Allí los androides no están obligados a mostrar sus anillos que los identifican como tales, siendo ésta una ley obligatoria. Rikuo y Misuko no tienen manera de diferenciar en este pequeño mundo quienes son los humanos y quienes son los robots, se establecen nuevas relaciones no conocidas anteriormente y podrían incluso violarse las leyes de la robótica de Asimov.

Se suele asociar al género de la animación con el público infantil, aunque cada vez menos. Se realizan muchas películas de adultos en este género y el anime japonés por supuesto tiene muchos títulos de esta temática, sobre todo con la robótica y el futuro de los habitantes de la Tierra. Esta producción es bastante interesante, un micromundo se abre tras cruzar la puerta de "The Time of Eve" y esos robots tan obedientes con su anillo encima de sus cabezas, ya son seres pensantes que demuestran sentimientos, el aura desaparece y se igualan a los humanos, en la cafetería todo son buenos propósitos y se pinta un mundo ideal, pero eso tampoco es la vida real. La violencia, el odio o el rechazo también forman parte de la manera de ser de los humanos y que nunca se debería dar en el mundo de los androides. Un robot nunca podría hacer daño a un humano, también debe obedecerlos a no ser que se incumpliese la primera regla de no hacer daño a un humano y por último tiene que proteger su propia existencia a no ser que incumpliese la primera o segunda ley. Dentro de "Time of Eve" como no se sabe quien es quien, es imposible saber si se está haciendo algo ilegal, aunque ya el mero hecho de que no se muestren los anillos de los androides no es legal. Se originan conversaciones muy curiosas y una trama donde Rikuo ve la cara "humana" de Sammy que realmente le atrae. A destacar la música de la producción y un guión bastante bien elaborado, el ritmo del relato es el adecuado, nunca te aburres y lo más importante dentro del cine, te entretiene y aprendes algo. Es por eso que la recomiendo para todos los públicos, incluso para los más pequeños.

Para Recordar: refrescar la memoria con las 3 reglas de la robótica de Asimov y que es una historia muy humana, a pesar de que los robots sean los que en la película son los que tienen el comportamiento más humano.

Para Olvidar: la niña pequeña de la cafetería me ponía de los nervios, que chillona y que insustancial, típico personaje del anime japonés que no soporto.




Para mas info, haz click aki

Trailer en japonés con subtítulos en inglés


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: