Boton


Noticias

lunes, octubre 07, 2013

Caramel

Líbano (2007)

Producción dirigida y protagonizada por Nadine Labaki, premio del público y la juventud en el Festival de San Sebastián de ese mismo año. En un salón de belleza de Beirut se construye un microcosmos con nuestras protagonistas, mujeres cristianas y musulmanas que se ganan la vida allí, Layale tiene una historia con un hombre casado, ella quiere creer que dejará a su mujer pero nunca llega el día, en la relación, ella pone todo y el hombre al que ama solamente queda con ella para encuentros furtivos, mientras tanto el policía que patrulla por la zona del salón de belleza está perdidamente enamorado de ella pero en secreto. Nisrine es musulmana, está prometida y a punto de casarse, pero hay un problema y bastante grande, ya no es virgen y su futuro marido no lo sabe. Rima es joven y desenfadada, tiene más aspecto de chico y oculta su atracción por las mujeres y finalmente Jamel es una cincuetona con dos hijos que no quiere envejecer, su sueño es ser actriz y va a diferentes castings para culebrones, anuncios o de lo que sea. Enfrente está la sastrería de Rose, una mujer bastante mayor que ha renunciado a su vida por cuidar de su hermana que padece demencia senil, ambas son tías de Layale. Todas ellas con sus problemas, alegrías y sentimientos nos acercan a un universo particular dentro de una ciudad casi en guerra como es Beirut y un país que es tan desconocido para nosotros como es Líbano. A pesar de que habrá finales tristes, ellas tienen la suficiente fuerza para celebrar las alegrías y todas juntas a pesar de sus diferencias componen una gran familia. Son el caramelo como el que utilizan para depilar que les une para afrontar la vida real.

Interesante producción que nos llega desde Oriente Medio donde además la película la dirige una mujer que ya de por si es bastante extraño y tiene un papel principal en la trama. Tiene muchas de las características del cine que procede de estas latitudes como las producciones iraníes, turcas o norteafricanas, apenas hay acontecimientos, de hecho ese cupo se cubre con bodas o celebraciones, lo demás todo es bastante plano y hay que poner mucha atención a los pequeños detalles, una relación de infidelidad, una atracción sexual entre mujeres por un simple lavado de pelo y escenas con tintes poéticos de un policía simulando un diálogo con su enamorada pero que está hablando sólo. En ocasiones también recuerda en algunos trazos a cine oriental a la manera Wong Kar Wai, una decoración cuidada y una mujer subiendo la persiana de su negocio de manera sensual. No es un cine fácil, ni siquiera atractivo, pero son historias diferentes donde en hora y media ves una ciudad como Beirut que es difícil que uno la visite, la música del film está muy cuidada con sintonías arábigas muy apetecibles para conseguir la banda sonora y que si uno tiene la suficiente paciencia para visualizarla luego uno recuerda a Layale durante bastante tiempo.

Para Recordar: La música del film, las historias de esas chicas cristianas y musulmanas en una ciudad tan áspera para ellas como puede ser Beirut y sus ganas de vivir experiencias.

Para Olvidar: Es una película demasiado femenina en mi opinión, apenas pasan cosas y hay que centrarse mucho en el relato para ver los pocos ratos poéticos que tiene, muy cultureta para una historia que contada de manera sencilla y clara podría ser mucho más mejorable. Es un producto que deja con la miel en los labios porque esperas más de él.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: