Boton


Noticias

lunes, diciembre 14, 2015

Upstream Colour

USA (2013)

En la frenética sociedad moderna, las emociones van estrechamente ligadas a entes materiales como los teléfonos móviles, la televisión los ordenadores, las drogas... En este último campo es donde un jardinero anónimo ha conseguido desarrollar un producto innovador. Se trata de un gusano que cuando es ingerido por una persona, es capaz de tomar el control de la misma. Como un zombi hipnotizado, la victima que alberga el insecto, obedece todo lo que el jardinero ordena. Este es el caso de Kris una trabajadora de acomodada que durante una fiesta prueba uno de estos temibles gusanos. A partir de ahí, es objeto de una serie de fraudes que acaban con sus ahorros y con la forma de vida que hasta entonces había disfrutado. Sin trabajo, sin casa y sin amigos, vaga sin rumbo durante años hasta que encuentra a Jeff, un desconocido que quiere compartir sus secretos con la chica. En una relación muy truculenta, mezcla de realidad y paranoia, Jeff y Kris se enamoran en un mundo paralelo donde los sentimientos se expresan en forma de sonidos de la naturaleza. Estos sonidos son grabados y analizados por un siniestro ingeniero de sonido que busca la inspiración en cualquier rincón del mundo rural, especialmente en un remoto criadero de cerdos...


El galimatias que se desprende del visionado de este largometraje, queda perfectamente reflejado en el resumen escrito arriba. Esta película mitad drama mitad misterio, intenta describir las relaciones humanas desde un punto de vista ecléptico y nihilista. La prometedora primera mitad del film, donde un extraño personaje domina las voluntades vía un gusano que actúa como un virus en el cuerpo de la victima, se ve totalmente ensombrecida con la segunda parte que podríamos catalogar de surrealismo experimental. El director se deja llevar por las imágenes, para mostrarnos planos muy íntimos y coloridos, adornados con piezas de sonido natural, que sirven para ilustrar cortes surrealistas sin mucho sentido. Realmente, me parece una obra muy ambiciosa y personal, que por momentos entra en un bucle temporal en el que es imposible diferenciar los pensamientos de los protagonistas con lo que realmente acontece en sus vidas. Temores y miedos en el subconsciente de los actores, se mezclan con una historia de amor precedida por la desgracia de Kris ocurrida durante el periodo más realista de la película. Si se busca una obra subversiva y algo poética, recomiendo esta pieza. Si el cine experimental no es lo vuestro, no perdáis el tiempo visionando esta película.


Nota: 6.1

Para recordar: La primera media hora con el desquiciante gusano tomando el control de Kris.
Para olvidar: El ingeniero de sonido y sus cerdos.


Para mas info, haz click aqui:



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: