Boton


Noticias

miércoles, octubre 05, 2016

In Weiter Ferne, so Nah (Tan lejos, tan cerca)

Alemania (1993)

Producción dirigida por Wim Wenders, ganadora del premio del jurado en el Festival de Cannes y mejor fotografía en los Premios del cine alemán. En Berlín sobrevuelan dos ángeles de la guarda, invisibles para los humanos, están llenos de benevolencia y acompañan siempre a quien ven más desamparado. Pero no pueden intervenir, son ángeles y no están en el mundo de los humanos, tampoco pueden sentir lo que les pasa a los ciudadanos de Berlín, solo observar. Cassiel, el ángel de las lágrimas, quiere saber qué sienten los habitantes de la capital alemana y se convierte en humano, ahora ya puede interactuar con todas esas almas atormentadas que observaba desde el cielo berlinés. Esto le traerá profundas reflexiones, contradicciones y sufrimientos, ya siente lo que es que la soledad y que nadie esté contigo, la sensaciones que todo ser humano experimenta cuando escucha música o cuando empieza una amistad. Para Cassiel todo es nuevo, como un recién nacido que es un folio en blanco. En su camino se cruzarán múltiples personajes como el actor Peter Falk o el músico newyorkino Lou Reed. A cambio perderá su inmortalidad.

A algunos lectores este argumento les puede sonar ya de otra película, es 'El cielo sobre Berlín' y esta es su secuela, la diferencia es que ahora el muro ha caído y Berlín es una ciudad unificada, en la anterior película la ciudad aún estaba dividida en dos sectores. Ahora los habitantes pueden pasear por los barrios de la otra mitad, ir por la puerta de Brandenburgo o escuchar un concierto de Lou Reed, la guerra fría acabó. No hay ninguna novedad, ni siquiera en la historia, respecto a su predecesora, por lo tanto no aporta nada nuevo a ese argumento tan original de Wenders que escribió en el 87. Es como si fuera un homenaje y por tanto solo es recomendable para seguidores de la primera película. Ese fue el principal motivo por la que he visto esta segunda parte, también hay detalles como una gran fotografía, voces de los ángeles en off con momentos muy poéticos y acompañar a Reed, Defoe o Falk en sus aventuras con el ángel Cassiel. Del título de esta película nació la hermosa canción del grupo U2 'Faraway, so close', un tema no muy conocido de los irlandeses pero una preciosa composición de su albúm 'Zooropa'.

Para Recordar: la bonita historia de los ángeles sobrevolando Berlín que Wenders nos cuenta, siempre se asociará esta gran ciudad a estos personajes alados que el director se inventó para 'El cielo sobre Berlín' y esta secuela. Muy divertido ver a Lou Reed o Peter Falk haciendo de ellos mismos.

Para Olvidar: al igual que en 'El cielo sobre Berlín' no es una película apta para todos los públicos, la poesía y la mitología no va a ser entendida por todo el público que le resultaría una obra incluso hasta un poco petarda.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: