Boton


Noticias

jueves, octubre 07, 2010

Senderos de Gloria

Primera Guerra Mundial. Bando francés. Las batallas cada vez son mas cruentas y los alemanes están ganando posiciones. Una mezcla entre furia germana y despropósitos de los altos mandos galos, ha dado lugar a dicha situación. Despropósitos como el que se le ha ocurrido al General George Broulard: tomar una colina fuertemente defendida, con un puñado de hombres famélicos. Broulard y el general al mando, en busca de gloria personal, envian a los ejércitos hacia una muerte segura. Como no podía ser de otra manera, la derrota es inmediata y la imagen de los altos mandos queda por los suelos. Para aplacar la ira generalizada, deciden buscar una cabeza de turco entre los soldados: les acusan de cobardía y plantean fusilar a 3 aleatoriamente. El oficial al mando de las tropas, el Coronel Dax, se opone tajantemente, pues entiende que el error es de los superiores y no de sus hombres. Decide defenderlos en el consejo de guerra. El poder establecido es más fuerte que cualquier justicia y, aún en épocas bélicas, la mano de la burocracia es demasiado alargada.

Nueva hombre maestra del incansable Stanley Kubrick (¿no era capaz de hacer nada mal?). Con un transfondo bélico, este film en Blanco y Negro rodado en 1957, plantea el dilema moral de la gloria personal frente a la gloria moral. Un tema desgraciadamente muy de moda en la actualidad y concretamente en este país. Los jefes, los superiores, nunca reconocen una equivocación y, sus ineptitudes, son soportadas por inocentes que solamente cumplen ordenes. Esta película, por su estructura y su porfundidad filosófica, me recordó mucho a 12 hombres sin piedad. La falta de principios de algunas personas, el apoyo de la masa social (militar en este caso), la vulnerabilidad de los inocentes y la pasión con la que son defendidos por el protagonista. Si bien el desarrollo y sobre todo la conclusión son diametralmente opuestas, ambas películas reflejan el cine moralista en su más amplia expresión. Los dialogos junto, como no puede ser de otra manera, con la impecable realización de Kubrick, hacen de Senderos de Gloria todo un clásico.

Nota: 9

Para Recordar: La conversación final entre Dax y Broulard.
Para Olvidar: La ineptutud de los jefes.


Para mas info, haz click aki
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: