Boton


Noticias

sábado, abril 21, 2012

L'Enfant (El niño)

Bélgica (2005)

Producción dirigida por los hermanos Dardenne (Jean Pierre y Luc), ganadores de la Palma de Oro en el Festival de Cannes y mejor película extranjera en los premios Guldbagge. En la ciudad belga de Lieja viven dos adolescentes que son pareja, Sonia y Bruno, ella vive en un pequeño apartamento cobrando una pequeña subvención y él no trabaja, vive a costa de sus múltiples trapicheos que tiene con sus colegas y a veces duerme en un pequeño refugio cerca del río, es su guarida. Su vida más o menos feliz e improvisada cambia con la llegada del hijo de ambos. Si ya antes de la llegada del niño no sabían ni cuidarse a ellos mismos, ahora tienen una persona más que cuidar. Sonia se responsabiliza bastante de su hijo pero Bruno sigue como si nada hubiese cambiado. De hecho piensa que con el hijo puede hacer otro de sus negocios y así saldar deudas a través de la venta por adopción. Cuando Sonia se entera de la venta del niño cae en shock y tiene que ser ingresada, comienza la carrera de Bruno por recuperar al crío y elegir entre seguir con sus negocios ilegales y mentiras o madurar y aceptar que es un adulto.

Es mi primera experiencia con una de las películas de los hermanos Dardenne, ampliamente reconocidos en los círculos de los críticos cinematográficos y muy premiados sobre todo en Cannes, siendo un film bastante interesante no deja de ser una historia social como en Inglaterra te la puede contar Ken Loach, en España pueden ser Fernando León de Aranoa o Icíar Bollaín o en Finlandia el gran Aki Kaurismaki. Hay dos aspectos que te pueden sorprenden, el primero es el gran trabajo de los protagonistas, Jérémie Renier y Déborah François, actores completamente desconocidos que interpretan muy bien su papel (quizás ese es uno de los méritos de los hermanos Dardenne) y luego la equidistancia en el guión para en ningún momento juzgar lo que está pasando, se cuenta la historia como si fuese algo real donde no entramos en el juego de las voces en off y pensamientos reflexivos y filosóficos, eso se deja para que el espectador piense como quiera. Aún así me parece una película sobrevalorada y que ese año el jurado del Festival de Cannes le dio su máximo galardón a una producción de gama media-alta para gafapastas que luego presumen de su sapiencia en el séptimo arte. Simplemente da para ver un drama de la vieja Europa sin grandes pretensiones.

Para Recordar: El realismo que imponen en el relato los hermanos Dardenne y sin entrar en juicios de valor sobre los hechos que están pasando, marcan una distancia respecto a la historia que es lo que más te sorprende.

Para Olvidar: Un poco chorra que se pueda vender un bebé en un país como Bélgica en tan sólo unas pocas horas, eso no me cuadra. Mejor observarlo sólo como una simple anécdota dentro de lo que se está contando.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: