Boton


Noticias

martes, agosto 16, 2016

La isla de Giovanni

Japón (2014)

Producción de animación dirigida por Mizuho Nishikubo, distinción especial del jurado en el Festival de Annecy. Como resultado de la invasión del ejército rojo tras derrotar al ejército nipón, la pequeña isla de Shikotan quedó unida a la de Sajalin Oblast. La vida de sus habitantes iba a cambiar por completo y los rusos se instalaron en la isla. Giovanni (en realidad Junpei) y su hermano pequeño Campanella (en realidad Kanta, que manía con occidentalizar hasta los nombres) viven al principio ajenos a esta situación, solo quieren jugar con los trenes y ser felices. Pero en cuanto la invasión se hace efectiva, los cambios también van a venir para ellos. Su casa es expropiada y ahora vivirán en el cobertizo junto a su padre, su tío y los animales. En la escuela, la mejor aula será para los niños rusos y tendrán que aprender el nuevo idioma y adaptarse a un nuevo temario. Lo que en principio parece ser un desastre para todos, para Giovanni y Campanella es la oportunidad de hacer una nueva amiga, Tania, una chica rubia rusa de la edad de Giovanni algo tímida pero muy buena. Esta amistad no es conveniente para nuestro protagonista, su padre y su tío están aun luchando en la resistencia y si Tania ve o escucha algo sobre los planes de los habitantes de la isla, podría poner muchas vidas en peligro si ella hablase con su padre que es oficial ruso. En una de las emboscadas del padre de Giovanni él cae preso. El tío, la maestra y los dos hermanos se ven obligados a huir para que no les apresen también, empieza un largo viaje donde pasarán muchas penurias, mucho frío y donde Giovanni se hará adulto. A lo mejor ya no puede volver nunca más a su pequeña isla.

Preciosa película de animación algo sentimental y cursi pero que engancha desde el principio, además al ser una historia basada en hechos reales hace que te impliques un poco más. Con una mezcla de cruda realidad y la mente fantasiosa de los dos hermanos japoneses se crea una perfecta mezcla de como en una tragedia también existen cosas buenas. Podría haber sido tranquilamente una película con actores de carne y hueso para un drama de época, he aquí la originalidad, que lo hacen con dibujos animados y es para todos los públicos, es entretenida tanto para mayores como para los niños. En cuanto a que sea un poco cursi no le concedo importancia, ya que, lo que de verdad importa es que emocione y a en mi caso me emocionó, como puede ser que me entristezcan tantos las penurias de estos simpáticos hermanos japoneses que no son más que unos trazos de animación. También destacar que para hacer buen cine anime en Japón no hace falta ni lolitas, ni criaturas mágicas de otros mundos ni efectos visuales espectaculares. Con una buena banda sonora, basado en hechos reales y con un buen guión logras una producción muy recomendable que entretiene, enseña y que te hace sufrir un poco, es un gran drama el final que no quiero desvelar.

Para Recordar: esta historia está basada en hechos reales, todo un ejemplo de intento de convivencia entre niños de dos lugares diferentes que su inocencia y pureza hace que se salten las barreras de la incomprensión adulta a pesar de las terribles consecuencias que trae la posguerra.

Para Olvidar: es una historia muy triste, Giovanni y su hermano pequeño Kanta lo pasan realmente mal, aun siendo dibujos animados sufres por ellos, es como si fueran reales y es que en realidad estos hechos ocurrieron.




Para mas info, haz click aki



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: