Boton


Noticias

miércoles, mayo 04, 2011

Noruwei no mori (Tokio Blues)

Japón (2010)

Producción dirigida por el vietnamita Tran Anh Hung, ganador del premio FIPRESCI. Toru Watanabe recuerda sus tiempos de adolescencia junto a Kizuki y Naoko, pero Kizuki se suicida a los 17 años siendo pareja de Naoko, a partir de ese terrible suceso cada cual sigue su camino y Watanabe se va a estudiar literatura a la universidad en Tokio. Es una persona bastante independiente y aislada de los demás, como único amigo tiene a Nagasawa, un estudiante aspirante a diplomático que sale por ahí en busca de conquistas teniendo novia. Durante su periodo universitario se vuelve a encontrar con Naoko y vuelven a ser amigos sin nombrar en algún momento a Kizuki, hasta el día del cumpleaños de Naoko donde ambos dos intiman y Naoko se va voluntariamente a un centro de internamiento junto a Reiko en las montañas de Kyoto. Reiko será su cuidadora y mentora y Watanabe irá a visitarlas de vez en cuando para ver como se encuentra Naoko y hasta que punto puede ir su relación con ella. Mientras en Tokio, Watanabe conoce a otra estudiante que vive en el cuarto de arriba de una librería, Midori, también es una persona especial para él, es su único apoyo en la gran urbe.

Este relato es la adaptación de la novela 'Norgewian Wood' de Haruki Murakami, donde el protagonista, Toru Watanabe, empieza a recordar sus tiempos universitarios al aterrizar en Hamburgo y en el aeropuerto escucha la canción de los Beatles del mismo nombre, escena que tampoco se reproduce en el film y que se echa de menos. Al trasladar la novela a la pantalla encuentro varios fallos como el excesivo protagonismo en la película del personaje de Naoko y su paranoica relación con Watanabe, a Midori se la deja en segundo plano y creo que es porque el papel de Naoko está encarnado por una actriz más internacional como es Rinko Kikuchi. El director quiere conseguir una poética como en la obra de Murakami que a veces consigue, sobre todo copiando el estilo del hongkonés Wong Kar Wai pero te deja algo frío e indiferente con lo que estás viendo. Destacaría la BSO del film a cargo de Johnny Greenwood, componente del grupo Radiohead que traslada bastante bien la atmósfera del Japón de los años 60. En resumen, un intento notable para adaptar esta novela que tanto éxito ha tenido en todo el mundo pero como suele pasar siempre está a un nivel superior la novela que su adaptación a la gran pantalla, con la excepción hecha está de la inolvidable saga 'El Padrino'.

Para Recordar: El ambiente reproducido de la novela de Murakami en el film, su poética y lirismo, la música y el despertar sexual de los personajes de la novela.

Para Olvidar: La continua paranoia de Naoko en el film y la 'inadaptabilidad' de llevar las novelas de Murakami a imagen, siempre te van a dejar algo frío respecto a su lectura.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: