Boton


Noticias

domingo, agosto 14, 2011

The Lady from Shanghai (La dama de Shanghai)

EEUU (1947)

Producción dirigida por Orson Welles y protagonizada por Rita Hayworth. Michael O'Hara es un marinero apodado el "irlandés negro", en Europa estuvo en la cárcel por haber matado un hombre, un tipo duro. En Nueva York auxilia en Central Park a Elsa Bannister, una mujer fatal a la que intentan asaltar, Elsa requiere de sus servicios para un yate que tiene junto a su marido, el prestigioso abogado Arthur Bannister, un abogado defensor que no ha perdido ningún juicio, al principio Michael declina la oferta pero luego se embarca en el yate, no quería líos de faldas con Elsa pero le va a ser imposible. El socio de Bannister, George Grisby, conoce también a O'Hara y le encarga el trabajo de matarle aunque en realidad no va a morir, su propósito es que se le de por muerto para desaparecer, engañar a su socio y cobrar el seguro. La trama se enreda porque no hay crimen perfecto y tenemos una sucesión de muertes y juicios donde O'Hara es la víctima y Elsa es la auténtica femme fatale.

No he visto muchas películas de Orson Welles, 'Ciudadano Kane' y un documental extraño que se llama 'Fraude', los críticos dicen que 'La dama de Shanghai' es una de sus mejores películas y verdaderamente es un peliculón, ya sólo con la presencia de Rita Hayworth merece la pena verla, una belleza exuberante y luego el papel de Welles como Michael O'Hara con esa voz en off del personaje que reflexiona muy bien las cosas aunque luego haga otras cosas totalmente diferentes, también me gustaría destacar el personaje de Arthur Bannister, un tiburón inválido de piernas pero muy lúcido de mente que es un superviviente y que no le importa la crueldad de los demás porque se sabe vencedor en esas batallas. Como muy bien reflexiona O'Hara tanto Elsa como Arthur y Grisby son una manada de tiburones que acuden a la sangre y al final terminan devorándose unos a otros como los peores animales salvajes que existen. Un film que puso el otro día Garci y que como buen cultureta decadente lo vi junto a un whisky escocés de 12 años solo con hielo que hace que te pienses que tu próxima compra tienen que ser unas gafas de pasta. Una hora y media de buen e imprescindible cine negro del que ahora ya no se hace.

Para Recordar: La trama de la historia, las curvas de la Hayworth y los bonitos escenarios de la película, Acapulco, San Francisco con la bahía de Sausalito y los personajes, soberbios.

Para Olvidar: El final es bastante surrealista, sobre en la escena de los espejos, pero cierra bien la trama, hay que olvidar un poco lo bizarro que puede llegar a ser Welles.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: