Boton


viernes, febrero 11, 2011

Como ser John Malkovich

EE.UU. (1999)

Un titiritero neoyorkino, intenta sobrevivir con su malpagada profesión. Un idealista que se llama hoy en día al que quiere vivir de lo mejor que sabe hacer. Su mujer le presiona para que entre por el aro y asuma que es uno más del rebaño. Sin más remedio, encuentra en el periódico un trabajo de archivador. Un trabajo anodino, que sin embargo posee determinadas peculiaridades de lo más extrañas; para empezar esta situado en una entreplanta del piso 7. Para seguir, el jefe es un payasete que asegura tener más de 100 años. Y lo más extraño de todo: detras de un armario hay una pequeña puerta que lleva nada más y nada menos que ¡al cerebro de John Malkovich! Aunque solamente durante unos pocos minutos. Una experiencia de la que se puede sacar tajada. Pero este suceso es demasiado peligroso. Sobretodo para John. Un tipo con fama, rico y triunfador. Una presa codiciada si se puede controlar como si fuera una marioneta.

Película revelación del 99 dentro del género fantástico. Una deliciosa locura del director Spike Jonze que alcanzó la friolera de 45 premios y 48 nominaciones. Tristemente, Spike perdió la cabeza como el propio John del film y en vez de seguir haciendo cine de verdad se dedicó a ganar dinero con esa basura llamada Jack Ass. Aunque esto es otra historia, que dirían en Conan. En esta ocasión Jonze nos plantea una historia que parece inconexa, pero que intenta demostrar como todos nosotros no somos dueños de nuestros actos; estamos compuestos por fragmentos de otros; incluso por momentos somos manipulados como si fueramos marionetas. La sociedad nos maneja a su antojo. Como el titiritero al protagonista. Sin embargo esta reflexión podría ser una divagación y el film podría ser únicamente una broma de Jonze en la que quiere reirse de su amigo Malkovich. Es dificil decidirse. Aunque esta claro que el cine fantástico tiene un antes y un despues de este Como ser John Malkovich, protagonizada, como no, por el propio actor.

Nota: 9

Para Recordar: Todos somos marionetas.
Para Olvidar: Que todo el complejo entramado tenga una explicación tan infantil.



Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.