Boton


Noticias

viernes, febrero 11, 2011

El Justiciero

EE.UU. (1947)

Una historia completamente real, es narrada desde un pueblecito americano. Gente normal, personas tradicionales y una vida anodina para muchos. Sin embargo algo rompe la monotonía cotidiana. Un horrible cirmen azota la comunidad. Un desconocido dispara un tiro en la cabeza del reverendo de la parroquia; así; sin más. Delante de todo el mundo. Unas personas que se quedan parados sin hacer nada, dejando escapar al agresor. Las mismas personas que buscan una justicia inmediata. La policía no tiene pistas, nadie sabe nada y lo peor que puede pasar, los políticos empiezan a meterse en los asuntos de la justicia. El tiempo transcurre y hay que encontrar un culpable. La típica "cabeza de turco" aparece en un pueblo cercano; un exmilitar, con un arma y con un futuro incierto. Todos los dedos apuntan hacia él. El juicio será un mero trámite para acusarle. Más cuando el fiscal es un jóven ambicioso, arropado por los más poderosos y que en un futuro será fiscal general de los EE.UU. Aunque alguien que ocupará ese cargo, debe tener un elevado concepto de la justicia ¿será así?

El maltratado director turco Elia Kazan (Kazanjoglou), vuelve a azotar a la pulcra sociedad yanki, con una obra basada en hechos reales. Mucho antes de que Lumet nos encandilara con sus 12 hombres sin piedad, Kazan pone de manifiesto en esta película la falsedad de la mal-llamada "jusiticia" del pueblo. Los más recataos al final son los más crueles; lo políticos presionan a los jueces y la policia esta al servicio de los poderosos. Dura reflexión que golpea en los cimientos de la sociedad americana más conservadora. Una brillante historia, con menos estructura dramática que la obra maestra de Lumet, pero igual de interesante. Mucho más cuando sabemos que todo paso realmente y que el valiente protagonista logró llegar a lo más alto de su carrera judicial.

Nota: 7,9

Para Recordar: La ponencia final del fiscal. Al más puro estilo de los grandes detectives.
Para Olvidar: La lentitud de la historia y la simpleza del final.



Para mas info, haz click aki
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: