Boton


Noticias

domingo, febrero 20, 2011

Submarino

Dinamarca (2010)

Producción dirigida por Thomas Vinterberg a partir de la novela de Jonas T. Bengtsson, Martins y Nick son dos hermanos de pequeña edad que ante el desastre de madre alcohólica que tienen, cuidan de su bebé hermano, en una de las noches de abandono por parte de la madre, ocurre una terrible tragedia que marca de por vida a los dos hermanos. Nick cuando ya es un adulto es una persona solitaria que ha salido de la cárcel por sus continuos problemas por la violencia y su hermano pequeño Martins ahora es padre de un niño y viudo al fallecer la madre de este. Martins intenta cuidar de su hijo pero también tiene problemas, la heroína es más fuerte que él y Nick intenta por sus medios que el pequeño Martin salga adelante a pasar de su padre. Los dos hermanos vagan por Copenhague en busca de una vida mejor pero su anterior infancia les atormenta y les es imposible salir del agujero.

El aclamado director de 'Celebration' construye un entramado de continuas tragedias que forman un mosaico del submundo que no es tan feliz en Escandinavia, como los habitantes de uno de los países con mayor bienestar social buscan su dosis de heroína a través de Martins en las calles de la capital danesa, de como el alcohol hace estragos en madres e hijos y forman familias desestructuradas que arrastran de por vida unos traumas de la infancia que luego en la edad adulta se ven reflejados, una lección muy freudiana por parte de este director, otrora uno de los firmantes del tratado Dogma que ahora ya no sigue esas reglas, cosa que relanza el filme a través de buenos secundarios, la música para la banda sonora y la buena actuación de Nick (Jakob Cedergren). Un buen relato al que le sobra el tremendismo efectista de Vinterberg, porque parece de que se trata de a ver cual va a ser la siguiente desgracia que va a suceder. Al menos es bonito ver como los personajes se desenvuelven por la estación Central de Copenhague, el barrio de Norrebro o el Tivoli en los felices tiempos donde Martins celebra con su hijo que van a estar juntos por un tiempo con un dinero obtenido. No apta para personas con depresión o bajo estados de ánimos pero muy apta para sacar conclusiones en el campo de la psicología.

Para Recordar: Los ambientes de Copenhague, la música del film y la buena historia que nos están contando de estos dos hermanos unidos por la tragedia.

Para Olvidar: La tendencia del director a contar más que desgracias donde todo lo ve muy negro, es como que la historia va a quedar mejor cuantas más cosas malas sucedan.




Para mas info, haz click aki

Web de la película

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: