Boton


Noticias

lunes, febrero 07, 2011

Guð blessi Ísland (Dios salve a Islandia)

Islandia (2009)

Documental dirigido por Helgi Felixson durante las protestas que acontecieron en el país nórdico a finales del 2008 y principios del 2009, cuando Islandia entró en situación de bancarrota y quiebra técnica a consecuencia de la crisis económica, los bancos islandeses Kaupthing, Landsbanki y Glitnir fueron rescatados con dinero público ya que no podían hacer frente a sus deudas, sobre todo por la caída en América de Lehmann Brothers. El primer ministro Geir H. Haarde, aladid del libre mercado y la bravura vikinga ahora se enfrentaba a su pueblo por los desfases y barbaridades que habían cometido los directivos de los 3 bancos islandeses. La bolsa cayó en un sólo día un 77% y la moneda se devaluó a la mitad de su valor. Ahora los ciudadanos de uno de los sitios más prósperos del mundo se enfrentaban a hipotecas que no podían pagar y al desempleo masivo. Las protestas no se hacen esperar y el pueblo se reúne en la plaza central de Austurvöllur donde se encuentra el parlamento (Alþingi) para exigir responsabilidades políticas y penales para los implicados en este desastre al que se ha conducido al país.

Desde el punto de vista de varios ciudadanos, vivimos cámara en mano, como la gente está muy enfadada con sus líderes y exigen una dignidad como ciudadanos islandeses que se habían ganado y no se dejen pisotear por sus vecinos holandeses y británicos en cuanto al pago de intereses de la deuda. Los policías protegen la ley, pero como se visiona, en el documental también son parte de ellos que no pueden ni pagar sus casas, eso sí, repartieron palos como en cualquier dictadura. Desde el 6 de Octubre del 2008 hasta Abril del 2009 no cejaron en su empeño en protestar en las calles y consiguieron que el gobierno de Geir Haarde cayese para poner a Johanna Sigurdardottir. Un asunto que no deja de sorprender en tanto que en estos días en todos los telediarios, conectan nada más comenzar con las revueltas en Túnez y Egipto, y las imágenes que se ven en el documental de revuelta no tuvieron apenas difusión en el mundo, es como aceptar la derrota del sistema liberal financiero en una democracia, cosa muy peligrosa de contagio en otros países europeos. Mucha gente abandona el país en busca de un futuro mejor, sobre todo a países vecinos como Dinamarca.

Para Recordar: La indignación y bravura del pueblo islandés para salir a defenderse enfrente de la policía y reclamar sus derechos ante políticos y banqueros. Ójala viese un día así La Castellana madrileña llena de ciudadanos españoles.

Para Olvidar: La poca vergüenza de los directivos de los bancos islandeses a la hora de afrontar un problema que han creado ellos, nadie entonces es cabeza visible del desastre y salen a flote a costa del dinero de los ciudadanos.




Para mas info, haz click aki

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios: